Conversación imaginaria con el pelotudo que iba ayer en el 21 escuchando música por su celular

- Flaco, ¿no tenés auriculares?

- No, ¿por?

- No, qué se yo... ¿vos sabés si a todos los que estamos acá tenemos ganas de escuchar eso?

- ¿No te gusta la Renga?

- Sí.. bah, no. Pero no es el punto.

- Uh, careta, aguante el rock and roll. ¿Te gusta la cumbia a vos?

- No, bah.. sí, algún tipo de cumbia... bueno, pero no es la cuestión...

- Yo soy del palo del rock, ¿me entendés?

- Claro, te entiendo, me parece bien...

- No, no te parece bien porque no te cabe el rock.

- Sí me cabe el rock, no me gusta la Renga.

- ¿Por qué?

- Porque me parecen muy pobres musicalmente y bastante pelotudos cuando se hacen los rebeldes, pero no era lo que te quería decir.

- ¿Pelotudos cuando se hacen los rebeldes? ¡Tomatelá! (Canta) ¡No me interesa ningún tipo de política ni el demócrata ni el fascista porque me tocó ser así, ni siquiera anarquista!

- ¿Ves? Das justo en la tecla. Por eso me parecen unos boludos ¿Te da lo mismo un sistema democrático que el facismo?

- No, no me interesa ningún sistema.

- Si no te interesa te da lo mismo.

- (Otra vez canta, pero ahora también agita los brazos y me apunta con el índice) ¡Yo veo todo al revés, no veo como usted, yo no veo justicia sólo miseria y hambre o será que soy yo que llevo la contra como estandarte!

- Ah, sí. Seguro que sos vos. Si acá todos los que viajamos en este bondi de mierda nos pensamos que vivimos en Suecia.

- Flaco, a vos te compró el régimen.

- Claro, claro. Y vos cantando esa gilada sos la reencarnación del Che. Igual no te hablaba ni de tus gustos musicales, ni de tu posición política, ni de tu capacidad única para ver desdicha en un mundo que a todos los demás se nos aparece justo y armonioso. Lo que te digo es que me parece una cagada que pongas tu celular sonando a todo lo que da y que todo el colectivo tenga que escuchar esa guitarra distorsionada al mango saliendo por un parlantito todo saturado.

- Chabón, este celular sale siete gambas, ¿sabés el sonido que tiene?

- Sí, un sonido mono. Un sonido del orto que no se usa desde 1957, cuando a algún salame más vivo que vos y que yo se le ocurrió grabar música por dos canales diferentes para evitar que se sature un sólo canal con todos los sonidos juntos, tal como pasa con esa mierda de celular que me está quemando los oídos a mí y a todos los que estamos viajando desde que pusiste tu puto culo en este asiento.

- (Grita a todo el colectivo) ¡Le gusta la cumbia! ¡A este puto le gusta la cumbia!

- ¡Pará infradotado! Lo único que te digo es que te pongas unos auriculares para que no jodas a todos los demás, estés escuchando la Renga, la Coja, la Vieja tullida, o la Putísima madre que te parió.

- No tengo auriculares. Y voy a escuchar mi celular como se me canta.

- Bueno, dale. A mí se me antoja cantar Nino Bravo a los gritos: (canto) DEJARÉ MI TIERRA POR TI, DEJARÉ MIS CAMPOS Y ME IRÉ LEJOS DE AQUÍ. CRUZARÉ LLORANDO EL JARDÍN Y CON TUS RECUERDOS PARTIRÉ LEJOS DE AQUÍ…


En lugar de todo esto mascullé mi odio, busqué sin éxito abstraerme en los paisajes de una avenida embotellada y me imaginé palabra por palabra todo lo que le hubiera dicho.

11 comentarios:

Nina Rivero dijo...

Qué léxico enardecido.
Se nota que cuando algo no te gusta no hay grises.

Anónimo dijo...

A mi me pasa lo mismo con el pelotudo que vive en frente de casa, que tiene un fitito re tuneado, y pone la cumbia santafesina a todo lo que da...

Porque no baja el volumen?
O por qué no se mete dentro del auto?.

Son preguntas que le hago en mi mente...ya que es hijo de un policia medio loco y si le grito al pibe, me caga a tiros.

Saludos, Cristian.

Javier Alonso.

Ventarrón dijo...

Alonso, no me olvido de que estoy en deuda con usted. Tengo que ir a lo de mi vieja a revolver vijas fotos y le mando aquella postal Francesoliana de sus años mozos.
Gracias por seguir el blog, me alegra muchísimo.
Saludos,

tiya dijo...

Puf! y los que prueban sus ring tones en el bondi? Qué pesadilla!

v. dijo...

Jua¡¡¡ me atoré de risa¡¡

Carolina :: una secretaria insurrecta dijo...

Cuántas conversaciones imaginarias como esta se me habrán atorado en la garganta ante más de un irrespetuoso que escucha música a todo volumen o que fuma en un ascensor.

Creo que hay que promover este sano desquite musical.Confío en que mi voz punzante y aguda resulte muy aleccionadora...

Explota, explota,
me explo- explota,
explota mi corazón
Explota, explota,
me explo- explota,
explota mi corazón

Live, live, live, lai,
qué desastre si tú te vas

Explota, explota,
me explo- explota,
explota mi corazón.

Rafaela Carrá::

Claudia dijo...

genial jajajaja. Imaginaste que podías tener una conversación inteligente CON ESO! Acordate mente sobre materia, pero no mente sobre materia viva que escucha la renga sin auricular! Mucha fantasía de tu parte pero divertido.

Horacio dijo...

creo que hiciste bien en evitar una discusión por un tema que no era tan importante

lo que sí habría estado bueno era que te pusieras a cantar nino bravo al mango

después de paso pedías unas moneditas y capaz que al menos recuperabas el valor del boleto

Desirée dijo...

Me gustó las reflexiones, tu retórica, tu humor. Y además de todo eso y más allá...Me gustó. Punto.

alejandro dijo...

muy bueno, muy cómico, saludos

el Chelo dijo...

Muy bueno Trefo... Un relato perfecto de algo que a todos nos pasa...
No sabía de tu blog... desde ahora voy a prestarle más atención.
Saludos
Chelo (el amigo de Chicho)